¿Cómo elegir la correcta configuración de la CPAP?

Una máquina presión positiva continua (CPAP) la utilizan por los pacientes con apnea obstructiva del sueño para mantener las vías respiratorias abiertas.

¿Cómo elegir la correcta configuración de la CPAP?

Los ajustes óptimos de presión suelen ser determinados durante un estudio del sueño durante la noche. Después del estudio, el médico revisará los resultados y prescribirá el ajuste adecuado de la CPAP. Los proveedores de equipos médicos duraderos fijarán la presión de acuerdo con las indicaciones del médico, antes de que el paciente los utilice. Existen máquinas de dos niveles que ajustan automáticamente la presión, aunque por lo general, éstas representa a un coste mucho mayor para el paciente.

Los pacientes con apnea del sueño experimentan periodos durante sus ciclos de sueño en el que simplemente no respiran. La razón más común para la apnea es la obstrucción de la vía respiratoria aérea por un tejido en la garganta. Cuando se produce la obstrucción, los pacientes a menudo se despiertan parcialmente y vuelven a respirar. Esto da lugar a la mala calidad del sueño, el cansancio y si no se trata, puede conducir a problemas graves de salud.

Un estudio del sueño o polisomnografía (PSG), es necesario para diagnosticar la apnea del sueño. El diagnóstico se lleva a cabo en un laboratorio oficial del sueño con técnicos capacitados que te estudian durante toda la noche. Los pacientes llegan por la noche, responden a las preguntas de admisión y se les da una habitación tranquila.

Antes de meterse en la cama, se deben colocar los sensores en el cuerpo del paciente, de manera que los técnicos puedan supervisar la respiración, la función del corazón, la actividad del cerebro, los movimientos de los ojos y de las piernas y los niveles de oxígeno en la sangre.

Si se determina que el paciente padece apnea del sueño, la CPAP puede ser prescrita. El aire a presión suministrado por la máquina impide que los tejidos bloqueen las vía respiratorias y que puedan interrupir la respiración.

Una vez diagnosticada, se le pedirá al paciente que padece apnea del sueño que se realice otro PSG para determinar el ajuste de la presión de la CPAP. Al igual que en la primera prueba, se le pedirá al paciente que pase la noche en el laboratorio del sueño y se le controlará continuamente. Además de los cables utilizados en la última prueba, a los pacientes se les puede colocar una máscara CPAP.

¿Cómo configurar la CPAP correctamente?

Durante la noche, los técnicos del sueño observarán y valorarán los datos, o ajustarán, la presión del aire que fluye a través de la máscara CPAP. En el transcurso de la noche, van a determinar el nivel de presión óptima necesaria para mantener abiertas las vías respiratorias del paciente. Con este ajuste de la presión se informará al médico.

La CPAP es un dispositivo médico y como tal, requiere una receta médica. El proveedor de equipo médico debe configurar la CPAP siguiendo las indicaciones del médico. Periódicamente, los pacientes deben revisar sus máquinas para asegurarse de que mantienen los ajustes apropiados.