Cuál es la diferencia entre un CPAP y BiPAP

Si has sido diagnosticado con apnea del sueño, es probable que ya te hayan hablado de las posibles opciones de tratamiento. Si ya las conoces, quizás quieras saber la diferencia entre dos opciones de tratamiento similares: CPAP y BiPAP.

Cuál es la diferencia entre un CPAP y BiPAP

El tratamiento estándar para la apnea del sueño es el uso de una máquina que proporciona apoyo para mantener abiertas las vías respiratorias mientras duermes.

Esto se puede lograr con la presión positiva continua de las vías respiratorias (CPAP) en el que se proporciona un flujo constante de aire a través de una máscara facial. La presión de este aire se determina en función de tus necesidades y tiene la intención de prevenir tanto la apnea como los ronquidos.

Un tratamiento similar te lo proporciona la máquina BiPAP, que es una abreviatura de marca registrada para la presión positiva de dos niveles de la vía aérea. El componente de "dos niveles" se refiere al hecho de que hay dos tipos de presiones que la máquina es capaz de alternar. Esto te permite respirar en contra de una presión ligeramente inferior. La BiPAP es más a menudo utilizada para tratar la apnea central del sueño.

También se puede utilizar en la apnea obstructiva del sueño más grave, especialmente si hay otras enfermedades que interfieren, lo que sugiere un componente de la apnea central del sueño. Puede ser usada para tratar a personas que no pueden tolerar la presión respiratoria positiva continua (CPAP), especialmente aquellos que se quejan de que es difícil respirar en contra de la presión. Es un medio no invasivo de apoyo que se puede utilizar en personas hospitalizadas que están en dificultad respiratoria, pero que no desean que se les coloque un ventilador.

Muchos de los componentes de una máquina de BiPAP son los mismos que la máquina de CPAP estándar. La característica distintiva clave de BiPAP es que el aire presurizado se entrega a dos niveles alternos. La presión positiva inspiratoria de la vía aérea es más alta y es compatible con una respiración a medida. Por el contrario, la presión positiva espiratoria es una presión más baja que te permite exhalar. Estas presiones están preestablecidas gracias al estudio de tu patrón de respiración.