Equipo CPAP

Las personas que sufren de diversos trastornos en la respiración, los pulmones debilitados o colapsados o de apnea obstructiva del sueño crónica, a menudo encuentran alivio con la terapia de presión positiva continua (CPAP).

Equipo CPAP

A las bombas de los dispositivos CPAP ejercen una corriente constante de presión de aire por la nariz, lo que permite que las vías respiratorias permanezcan abierta y se lleve a cabo una respiración adecuada.

El equipo CPAP especializado y grande se emplea en hospitales y centros quirúrgicos para ayudar a las personas con condiciones de emergencia, mientras que las máquinas más pequeñas se utilizan en los hogares por las personas con apnea del sueño.

Existen muchos tipos de piezas esenciales del equipo y accesorios CPAP. El componente principal de la mayoría de los dispositivos CPAP es un pequeño compresor de aire impulsado por un motor eléctrico. El compresor, el motor y la batería están encerrados en una carcasa de plástico que cuenta con un panel de la pantalla electrónica. La pantalla informa al usuario cuando está encendido el dispositivo y el nivel de presurización. Los médicos, técnicos del sueño y los usuarios pueden ajustar los niveles de presión de aire y establecer un temporizador de apagado automático con mandos y botones.

El aire es suministrado desde el compresor a una máscara especialmente diseñada o a una pieza nasal a través de un tubo de plástico flexible. La pieza facial crea un vacío alrededor de la nariz que promueve un nivel constante de presión de aire en los tubos de la tráquea y los bronquios.

La presión de las vías respiratorias permite que esté sin obstáculos y evitar su colapso, que proporciona un alivio significativo a los enfermos de apnea del sueño y a los pacientes hospitalizados con insuficiencia respiratoria o cardíaca.

Los usuarios tienen muchas opciones en el tamaño y tipo de máscaras incluidas en su equipo CPAP y la mayoría de las personas están dotadas de una máscara personalizada por un técnico profesional para garantizar la comodidad del sueño. La mascarillas completas están diseñadas para cubrir la nariz y la boca, mientras que los modelos más pequeños sólo se ajustan sobre la nariz.

Los usuarios pueden preferir un pequeño clip de la nariz en una máscara, que suministra aire a través de las fosas nasales a través de dos tubos pequeños. Las personas que simplemente no pueden acostumbrarse a usar una máscara o boquilla pueden comprar el equipo CPAP que bombea aire a través de una abertura en una almohadilla suave. La almohadilla CPAP suele atarse a la cara para asegurar el flujo de aire constante.

Accesorios para CPAP

Muchas de las máquinas cuentan con otros tipos de equipos CPAP que aumentan la funcionalidad y proporcionan una mayor comodidad para los usuarios. Los dispositivos pueden estar equipados con filtros de aire permanentes o desechables para asegurar que el aire que entra es limpio y de calidad. Muchos de los modelos se pueden conectar a un humidificador CPAP que añade humedad al aire y ayuda a prevenir la tos y los dolores de garganta. Con el uso constante de los equipos CPAP, las personas pueden encontrar el alivio que necesitan para descansar a pierna suelta y recuperarse de sus problemas respiratorios.