Filtros CPAP

Los filtros CPAP son filtros que se utilizan para limpiar el aire que se mueve a través de una máquina de presión positiva continua (CPAP) a las vías respiratorias, asegurando que las personas inhalan aire limpio durante el uso de la máquina.

Filtros CPAP

Tales filtros son importantes para la función de una máquina CPAP y la mayoría de las máquinas requieren cambios de filtro de cada 30 a 60 días, dependiendo del modelo.

La información detallada sobre los tipos de filtro CPAP depende de la máquina. Esta información se encuentra detallada en el manual del usuario y a veces, en el interior del compartimento del filtro, junto con información sobre la frecuencia en la que se deben cambiar los filtros.

Hay dos tipos de filtros para este tipo de máquinas. Algunos son reutilizables, en cuyo caso tienen que ser sacados periódicamente, lavados y se deben dejar secar antes de volverlos a poner. Los filtros reutilizables están hechos de materiales que puedan soportar el lavado y la reutilización repetida, aunque con el tiempo se pueden obstruir y entonces, requieren un reemplazo. Los filtros CPAP desechables están diseñados para ser desechados y sustituidos por un filtro nuevo una vez que su período de uso ha llegado a su fin.

Los filtros suelen eliminar las bacterias, el polen y los alergenos como la caspa de mascotas y el polvo. El filtro impide que las bacterias queden fuera de la máquina, asegurando que no será colonizada por bacterias dañinas que podrían causar una infección si se inhalan en grandes volúmenes.

El filtro también ayuda al paciente a respirar más fácilmente, mientras que en la máquina de presión positiva continua evita la activación de las alergias que pueden ocurrir cuando el aire no filtrado se inhala a través de una máquina CPAP.

Las pautas para el reemplazo de los filtros son simplemente pautas, no son reglas escritas en piedra. Un usuario que duerme con una máquina CPAP en una zona polvorienta, una casa con animales o en una región con niveles altos de polen puede ser necesario cambiar el filtro con mayor frecuencia de lo recomendado. Las señales de que el filtro tiene que ser cambiado, se ven si hay un descenso en el flujo de aire de la máquina de presión positiva continua o si hay suciedad visible. Por lo general es muy fácil de examinar el filtro para determinar si es o no es necesario reemplazarlo. Si un paciente desarrolla una infección o alergias durante el uso de una máquina CPAP, puede ser necesario enviar la máquina para que le realicen un mantenimiento, durante el cual los técnicos pueden comprobar signos de la colonización bacteriana en el interior de la máquina.

Filtros para CPAP

Algunas compañías venden filtros de presión positiva continua adicionales que se insertan en el casco CPAP. Se debe tener cuidado al usar estos productos, ya que pueden disminuir la presión de aire y pueden hacer que el equipo sea menos eficaz. Como regla general, la gente debe tratar de atenerse a los productos que utilizan como filtros que están autorizados para su uso con sus máquinas de presión positiva continua y si no estás seguro acerca de si un filtro puede ser apropiado, debes llamar al fabricante para obtener más información.

Los filtros de la máquina CPAP no suelen ser caros, su precio oscila de los 3 € a los 15 €, dependiendo del tipo de filtro que queramos.