¿Quién necesita CPAP?

El médico puede recomendar CPAP si tienes apnea obstructiva del sueño. La CPAP con frecuencia es el mejor tratamiento para los adultos que tienen esta condición.

¿Quién necesita CPAP?

Los niños también pueden tener apnea obstructiva del sueño. El tratamiento más común para los niños es una cirugía para extirpar las amígdalas y las adenoides. Si los síntomas no mejoran después de la cirugía o si la enfermedad es grave, la CPAP puede ser una opción.

Si tienes los síntomas de la apnea del sueño, el médico puede recomendarte un estudio de sueño durante la noche. Un estudio del sueño mide la cantidad y la calidad de tu sueño. También puede mostrar si tienes problemas del sueño y cómo de severos son.

Tu médico podría derivarte a un especialista del sueño para el estudio del sueño. Los especialistas del sueño son médicos que diagnostican y tratan a las personas que tienen problemas de sueño.

Existe un tipo especial de dispositivo CPAP que se utiliza para el tratamiento de trastornos respiratorios que son similares a la apnea del sueño, tales como hipoventilación crónica o apnea central del sueño.

En estas condiciones, las vías respiratorias no están obstruidas. Sin embargo, el cerebro no puede enviar las señales necesarias para la respiración adecuada. Esto hace que las respiraciones sean demasiado superficiales o lentas para satisfacer las necesidades de tu cuerpo.

En la apnea central del sueño, se puede dejar de respirar por períodos breves. Este trastorno puede ocurrir solo o con apnea obstructiva del sueño. Sólo un estudio del sueño puede saber qué tipo de apnea del sueño tienes y qué gravedad tiene.

¿Quién necesita una máquina CPAP?

Además de la CPAP, hay otros dispositivos de presión positiva. Si crees que la CPAP no es adecuada para ti, pregunta a tu especialista en el sueño acerca de otras opciones posibles.

Además de tratar la apnea del sueño y otros trastornos similares, la CPAP también se utiliza para tratar a los bebés prematuros cuyos pulmones no se han desarrollado completamente. Por ejemplo, los médicos pueden utilizar CPAP para el tratamiento de los niños que tienen síndrome de dificultad respiratoria o la displasia broncopulmonar.

El tratamiento con CPAP puede mejorar la probabilidad de un recién nacido prematuro de la supervivencia y reducir la necesidad de otros tratamientos y terapias.