Tipos de apnea del sueño

La apnea del sueño es un trastorno del sueño grave que ocurre cuando la respiración de una persona se interrumpe durante el sueño. Las personas con apnea del sueño no tratada dejan de respirar repetidamente durante el sueño, a veces cientos de veces. Esto significa que el cerebro y el resto del cuerpo pueden no recibir suficiente oxígeno.

Tipos de apnea del sueño

Existen dos tipos de apnea del sueño:

  • Apnea obstructiva del sueño (AOS): Es la más común de las dos formas de apnea, es causado por una obstrucción de la vía aérea, por lo general cuando el tejido blando en la parte posterior de la garganta se colapsa durante el sueño.
  • Apnea central del sueño: A diferencia de la AOS, la vía aérea no está bloqueada, pero el cerebro no le señala a los músculos que deben respirar debido a una inestabilidad del centro en el control respiratorio.

¿Estoy en riesgo de apnea del sueño?

La apnea del sueño puede afectar a cualquier persona a cualquier edad, incluso a niños. Los factores de riesgo para apnea del sueño incluyen:

  • Ser hombre.
  • Tener sobrepeso.
  • Tener más de 40 años.
  • Tener un tamaño de cuello grande (43 centímetros o más en los hombres y 40 centímetros o más en mujeres).
  • Tener las amígdalas grandes, una lengua grande o un pequeño hueso de la mandíbula.
  • Tener antecedentes familiares de apnea del sueño.
  • Padecer reflujo gastroesofágico o ERGE.
  • Obstrucción nasal debido a una desviación del tabique nasal, alergias o problemas de sinusitis.

¿Cuáles son los efectos de la apnea del sueño?

Si no se trata, la apnea del sueño puede resultar en un número cada vez mayor de problemas de salud, incluyendo:

  • Hipertensión.
  • Ataque al corazón fulminante.
  • Insuficiencia cardíaca, latidos irregulares del corazón y ataques al corazón.
  • Diabetes.
  • Depresión.
  • Empeoramiento de rastorno por déficit de atención con hiperactividad.
Tipos de apnea del sueño

Además, la apnea del sueño no tratada puede ser responsable de los malos resultados en las actividades cotidianas, como por ejemplo en el trabajo y la escuela, los accidentes de tráfico y el bajo rendimiento académico en niños y adolescentes.

Síntomas de la apnea del sueño

Los síntomas comunes incluyen:

  • Despertarse con una garganta muy seca o inflamada.
  • Ronquidos fuertes.
  • Despertar de vez en cuando con una sensación de asfixia o jadeo.
  • Somnolencia o falta de energía durante el día.
  • Somnolencia durante la conducción.
  • Dolores de cabeza matutinos.
  • Sueño inquieto.
  • Falta de memoria, cambios de humor y una disminución en el interés sexual.
  • Despertares recurrentes o insomnio.

Si tienes síntomas de la apnea del sueño, el médico puede pedirte que te hagas una prueba de apnea del sueño, llamada polisomnografía. Esto se puede realizar en un centro de trastorno del sueño o incluso en casa.

Una polisomnografía o estudio del sueño, es una prueba de componentes múltiples que transmite electrónicamente y registra las actividades físicas específicas mientras duermes. Las grabaciones son analizadas por un especialista del sueño calificado para determinar si tiene apnea del sueño u otro tipo de trastorno del sueño.

Si se determina que es apnea del sueño, se te puede pedir que te hagas más pruebas del sueño con el fin de determinar la mejor opción de tratamiento.

Qué esperar durante un estudio del sueño

Por la noche de tu estudio del sueño si te encuentras en un laboratorio central del sueño, se te asignará a una habitación privada en el centro del sueño o en el hospital. Cerca de la habitación habrá un área de monitoreo central, donde los técnicos controlarán a los pacientes mientras duermen.

Estarás conectado a un equipo que puede parecer incómodo. Sin embargo, la mayoría de la gente se duerma con poca dificultad.

Existen equipos similares y portátiles para que te puedan hacer la prueba de casa, sobre todo para los casos menos complicados.

Equipo utilizado para un estudio del sueño

Durante un estudio del sueño, se colocaran electrodos en la cara y el cuero cabelludo y éstos, enviarán señales eléctricas grabadas a los equipos de medición. Estas señales, que son generados por el cerebro y la actividad muscular, se graban digitalmente. Se colocarán cinturones alrededor de tu pecho y abdomen para medir la respiración. Te pondrán una sonda de oxímetro parecida a una venda en tu dedo para medir la cantidad de oxígeno en tu sangre.

Otras pruebas y equipos utilizados para la apnea del sueño

  • EEG (electroencefalograma) para medir la actividad de ondas y registro cerebral.
  • EMG (electromiografía) para registrar la actividad muscular como tics faciales, rechinar los dientes y movimientos de las piernas y para determinar la presencia de la fase del sueño REM. Durante el sueño REM, se producen sueños intensos y el cerebro sufre mayor actividad.
  • EOG (electrooculograma) para grabar los movimientos oculares. Estos movimientos son importantes en la determinación de las diferentes fases del sueño, en particular la fase REM del sueño.
  • ECG (electrocardiograma) para registrar la frecuencia cardíaca y el ritmo del corazón.
  • Sensor de flujo de aire nasal para grabar el flujo de aire.
  • Micrófono para grabar la actividad de ronquidos.

Los tratamientos de la apnea del sueño van desde cambios de estilo de vida, como perder peso o cambiar de posición para dormir, de la terapia de CPAP a la cirugía.

Tratamiento de la apnea del sueño en casa

Puedes tratar los casos leves de apnea del sueño mediante el cambio de tu comportamiento, por ejemplo:

  • Bajar de peso.
  • Evitar el alcohol y pastillas para dormir.
  • Cambio de posiciones de dormir para mejorar la respiración.
  • Dejar de fumar. Fumar puede aumentar la inflamación en la vía aérea superior, que puede empeorar tanto el ronquido, como la apnea.
  • Evitar dormir sobre tu espalda.

Presión Positiva Continua (CPAP)

La CPAP es un tratamiento en el que se pone una máscara sobre la nariz y/o boca mientras duermes. La máscara está conectado a una máquina que emite un flujo continuo de aire en la nariz. Este flujo de aire ayuda a mantener abiertas las vías respiratorias por lo que la respiración es regular. CPAP es considerado por muchos expertos como el tratamiento más eficaz para la apnea del sueño.

Si quieres informarte sobre las opciones disponibles de CPAP, puedes encontrarlas a través de este enlace.

Apnea del sueño y los Dispositivos Dentales

Los dispositivos dentales pueden ayudar a mantener abiertas las vías respiratorias durante el sueño. Estos dispositivos pueden ser diseñados específicamente por los dentistas con experiencia especial en el tratamiento de la apnea del sueño.

Cirugía para la apnea del sueño

Si tienes una desviación del tabique nasal, amígdalas agrandadas o una pequeña mandíbula inferior, puede estar causando que la garganta sea demasiado estrecha, puede ser necesaria la cirugía para corregir la apnea del sueño.

Los tipos más comúnmente realizados de la cirugía para la apnea del sueño incluyen:

  • Cirugía nasal: Corrección de problemas nasales como un tabique desviado.
  • Uvulopalatofaringoplastia (UPPP ): procedimiento que elimina el tejido blando de la parte posterior de la garganta y el paladar, el aumento de la anchura de la vía aérea en la apertura de la garganta.
  • Cirugía de avance mandibular maxilar: Cirugía para corregir determinados problemas faciales u obstrucciones de la garganta que contribuyen a la apnea del sueño.

Otras opciones de tratamiento para la apnea del sueño

Existen procedimientos mínimamente invasivos que reducen y endurecen el tejido blando del paladar blando. Aunque estos procedimientos han sido eficaces en el tratamiento de los ronquidos, su eficacia en el tratamiento de la apnea del sueño a largo plazo no es conocido. Los tratamientos caseros para la apnea obstructiva del sueño incluyen cambios de estilo de vida y el cambio de algunos hábitos de sueño.

Cambios en la dieta

  • Baja de peso. Algunos estudios han demostrado que la pérdida de peso reduce el número de veces por hora que dejas de respirar (apnea) o que el flujo de aire a los pulmones se reduce (hipopnea). Los expertos coinciden en que la pérdida de peso debe ser parte de la gestión de la apnea del sueño. Si tienes sobrepeso y tienes apnea del sueño, el asesoramiento nutricional puede ayudarte.
  • Limita el consumo de alcohol y medicamentos. Beber cantidades excesivas de alcohol o tomar ciertos medicamentos, especialmente las pastillas para dormir o sedantes antes de dormir puede empeorar los síntomas.
  • Duerme lo suficiente. Los episodios de apnea pueden ser más frecuentes cuando uno no ha dormido lo suficiente.
  • Deja de fumar. La nicotina del tabaco relaja los músculos que mantienen abiertas las vías respiratorias. Si no fumas, esos músculos son menos propensos a colapsarse por la noche y reducir las vías respiratorias.
  • Trata oportunamente los problemas respiratorios, tales como la congestión nasal causada por el resfriado o alergias.
  • Cambios de hábitos al dormir

    A continuación te informamos de algunas cosas que puedes hacer para cambiar tus hábitos mientras duermes.

    Duerme de lado

    Prueba esto: Coser un bolsillo en el centro de la espalda de tu chaqueta del pijama, poner una pelota de tenis en el bolsillo y cerrar el bolsillo. Esto te ayudará a evitar dormir boca arriba. Dormir de lado puede eliminar la apnea. En el vídeo que hay a continuación, te lo explicamos.

    Eleva la cabecera de la cama

    Eleva la cabecera de la cama de unos 10 cm a unos 15 cm, poniendo ladrillos debajo de las patas de la cama.

    También puede utilizar una almohada especial (llamada una almohada cervical) cuando duermes. Una almohada cervical puede ayudarte a elevar tu cabeza. El uso de almohadas regulares para levantar la cabeza y parte superior del cuerpo no funcionará. No te pierdas una selección de vídeos muy útiles para dejar de roncar en el siguiente enlace.

    CPAP

    Utiliza tu máquina de CPAP cada noche. Si estás utilizando una presión positiva continua en vía aérea (CPAP) para ayudarte a respirar, la debes utilizar todas las noches. Si no la utilizas toda la noche, todas las noches, tus síntomas volverán de inmediato.

    No te pierdas las mejores opciones de CPAP aquí.

    Algunas personas usan tiras nasales, que amplían las fosas nasales y mejoran el flujo de aire. Aunque estas tiras pueden disminuir los ronquidos, no pueden tratar la apnea del sueño.