Tratamientos para la apnea del sueño

¿Cuáles son los tratamientos para la apnea del sueño?

En los casos leves de apnea obstructiva del sueño, la terapia conservadora puede ser todo lo que se necesita. Las personas con sobrepeso pueden beneficiarse de la pérdida de peso.

Tratamientos para la apnea del sueño

Incluso una pérdida de peso del 10 por ciento puede reducir el número de eventos de apnea en la mayoría de los pacientes. Los individuos con apnea deben evitar el uso de alcohol y pastillas para dormir, que hacen que las vías respiratorias se hundan más probablemente durante el sueño y se prolonguen los períodos de apnea. En algunos pacientes con apnea del sueño leve, las pausas respiratorias sólo se producen cuando duermen boca arriba. En tales casos, el uso de almohadas y otros dispositivos que ayudan a dormir en una posición lateral pueden ser útiles. Las personas con problemas de sinusitis o congestión nasal (tales personas son más propensas a experimentar apnea del sueño) deben utilizar aerosoles nasales o tiras de respiración para reducir los ronquidos y mejorar el flujo de aire para respirar más confortablemente durante la noche. Evitar la falta de sueño es importante para todos los pacientes con trastornos del sueño.

La terapia mecánica de la Presión Positiva Continua de las vías respiratorias, en inglés "Continuous Positive Airway Pressure" (CPAP) es el tratamiento inicial preferido para la mayoría de las personas con apnea obstructiva del sueño. Con la CPAP, los pacientes utilizan una máscara sobre la nariz y/o la boca. Un soplador de aire empuja el aire por la nariz y/o boca. La presión de aire se ajusta de modo justo y suficiente para evitar que los tejidos de las vías respiratorias superiores se colapsen durante el sueño. La presión es constante y continua. La CPAP impide el cierre las vías respiratorias mientras éste está en uso, pero los episodios de apnea pueden volver cuando se deja de utilizar la CPAP o se utiliza incorrectamente. Existen otros estilos y tipos de dispositivos de presión positiva de aire disponibles para personas que tienen dificultad para tolerar la CPAP.

Los dispositivos de avance mandibular para los pacientes con apnea del sueño leve, aparatos dentales o dispositivos de avance mandibular orales que impiden que la lengua obstruya la garganta y/o avance la mandíbula inferior hacia adelante también se pueden utilizar. Estos dispositivos ayudan a mantener abiertas las vías respiratorias durante el sueño. Un especialista en el sueño y otro en las prótesis (con experiencia en aparatos bucales para este fin) deben determinar conjuntamente si este tratamiento es mejor para tu caso.

Cómo tratar la apnea del sueño

Los procedimientos quirúrgicos pueden ayudar a las personas con apnea del sueño y otras personas que roncan pero no tienen apnea del sueño. Hay muchos tipos de procedimientos quirúrgicos, algunos de los cuales se llevan a cabo como procedimientos ambulatorios. La cirugía se reserva para las personas con obstrucción del flujo de aire excesiva por tejidos o por malformaciones a través de la nariz o la garganta, como una desviación del tabique nasal, amígdalas marcadamente agrandadas o mandíbula pequeña con una mordida que causa que la garganta sea anormalmente estrecha. Estos procedimientos se realizan por lo general después de que la apnea del sueño no haya podido responder a las medidas conservadoras, ni a la CPAP. Los tipos de cirugía incluyen:

Somnoplastia

Un procedimiento mínimamente invasivo que utiliza energía de radiofrecuencia para reducir el tejido blando en la vía aérea superior.

Amigdalectomía

Un procedimiento que elimina el tejido amigdalino en la parte posterior de la garganta que es una causa frecuente de obstrucción entre los niños con apnea del sueño.

Uvulopalatofaringoplastia (UPPP)

Un procedimiento que elimina el tejido blando en la parte posterior de la garganta y el paladar, el aumento de la anchura de la vía aérea, abre la garganta.

Cirugía mandibular / maxilar

Una corrección quirúrgica de ciertas anormalidades faciales u obstrucciones de la garganta que contribuyen a la apnea del sueño. Este es un procedimiento invasivo que se reserva para los pacientes con apnea del sueño severa y con alteraciones de cabeza y cara.

Cirugía nasal

Corrección de las obstrucciones nasales, tales como un tabique desviado.