Vivir con CPAP

El tratamiento con CPAP es un tratamiento a largo plazo. Para lograr los beneficios de la CPAP, debes utilizarla cada vez que duermes, tanto durante las siestas como por la noche. La mayoría de la gente debe utilizar CPAP durante al menos 7,5 horas cada noche para lograr los mejores resultados.

Vivir con CPAP

Las máquinas CPAP son pequeñas, ligeras, y bastante silenciosas. Puedes llevarte fácilmente todo el equipo cuando te vas de viaje.

Saber cómo mantener tu máquina CPAP es importante. También debes consultar a tu especialista del sueño cuál es el cuidado continuo que debes hacerle.

Mantenimiento de la máquina CPAP

Para mantener adecuadamente tu máquina CPAP, consulta el manual del usuario o consulta a tu proveedor de equipos de casa cómo debes cuidar de la máquina.

Hay partes de la máquina que necesitan cuidado y limpieza diaria o periódica. Por ejemplo, si tu máquina tiene un humidificador, lo más probable es que tengas que limpiarlo a diario. También puede ser necesario reemplazar algunas piezas de la máquina con el paso del tiempo.

Tu proveedor de equipo podrá suministrarte filtros de repuesto, máscaras y tubos para la máquina.

Si sospechas que hay un problema con tu máquina CPAP, llama a tu proveedor de equipo. No trates de repararla tú mismo.

En la mayoría de las máquinas CPAP hay un pequeño agujero qeu deja escapar el aire que el usuario exhala (espirar) y mantiene el suministro de aire fresco. Esto no es un defecto de la máquina y no se debe tratar de cubrirlo.

Conseguir atención médica

Muchas personas tienen preguntas, cuando comienzan a utilizar CPAP. Habla con tu especialista del sueño sobre tus dudas y preguntas acerca del seguimiento. El médico puede responder algunas preguntas, pero tu proveedor de equipamiento sin duda podrá responder otras.

Dile a tu especialista del sueño que te recomiende un proveedor de equipos que tenga experiencia con CPAP. Continúa trabajando con tu especialista del sueño mientras te adaptas a la CPAP.

Vivir con CPAP

Tu especialista del sueño te puede pedir que programes una visita de seguimiento aproximadamente un mes después de comenzar a utilizar CPAP. Querrá ver cómo te estás adaptando al tratamiento. Después de eso, es posible que tengas un cuidado de seguimiento cada 6 o 12 meses.

La mayoría de las máquinas CPAP registran la cantidad de tiempo que se utilizan en una tarjeta de ordenador. Tu especialista del sueño te puede pedir que le lleves la tarjeta para ver cómo lo estás haciendo.

Durante las visitas de seguimiento, el especialista del sueño puede tener que ajustar el valor de la presión de aire de la máquina CPAP si:

  • Ganas o pierdes mucho peso.
  • Tus síntomas, como la somnolencia diurna, persisten o recurren.
  • Te estás sometiendo a otro tratamiento para la apnea del sueño, como la cirugía de las vías respiratorias superiores.

Durante las visitas de seguimiento, informa a tu especialista del sueño, si no estás satisfecho con tu máquina CPAP. Éste puede sugerirte que cambies a otra máquina que te funcione mejor para tu caso.